Aniversario 73 de Acción Democrática

Mañana 13 de septiembre, Acción Democrática arriba a otro aniversario de su fundación. Sin dudas, el arraigo de esta organización política en la población venezolana le ha permitido sobrevivir a divisiones, a traiciones y porqué no, a intentos de caudillos que han querido convertir el otrora Partido del Pueblo en su feudo personal, tal como ocurre ahora cuando se cumplen 73 años de su fundación.

En las horas aciagas que vive la democracia en Venezuela, se requieren partidos políticos fuertes, no en cantidad de personas inscritas, sino en su ideología y propuestas para resolver los ingentes problemas que padece nuestro país. AD, partido cuya base ideológica esta fundamentada en la filosofía socialdemócrata constituye -junto a otros partidos con ideologías afines como UNT y ABP- la base de la socialdemocracia venezolana. Este trío de organizaciones -muy a pesar del caudillo que tiene secuestrada a AD- en algún momento del futuro cercano tenderán a unirse y formar un gran movimiento en Venezuela.
La propuesta de Estado, de gobierno y modelo económico de la socialdemocracia, ayudaría a mejorar la vida del venezolano, en particular, aquellos venezolanos de los estratos C, D y E, que han sido tan golpeados económica y moralmente en estos largos años de los gobierno de Chávez y Maduro. La recuperación de los poderes públicos independientes es vital para la recuperación política y económica del país; asimismo, la descentralización administrativa -aspecto por el que luchó denodadamente el presidente Carlos Andrés Pérez y que marcó pauta en su segundo gobierno- es importante en grado superlativo en la resolución de los problemas tanto regionales como locales, se fortalecería el poder municipal (verdadero poder popular). El modelo económico mixto ha dado muy buenos resultados en países de América Latina donde el Estado y la empresa privada van de la mano en la búsqueda de una mayor producción de bienes y servicios, lo cual redunda en una menor inflación y mejor abastecimiento de productos, apuntando hacia el logro de un estado de bienestar para la población.
Finalmente, AD puede lograr su recuperación y enterrar la filosofía clientelar que tanto atentó contra los principios fundacionales del partido y a su vez, coadyuvó para que un sector de su dirigencia de entonces se confabulara en la salida de CAP del gobierno en 1993.

Carlos Solórzano Ovalles

Leonardo Ruiz Pineda

Leonardo Ruiz Pineda

Anuncios